Mineduc
Interculturalidad
Portal de Educación Intercultural

Institucionalidad

El valor de relevar el diálogo entre conocimientos, lenguas, culturas, historias, cosmovisiones y formas de construcción de mundo de los pueblos originarios, nos convoca a todos y nos impone la necesidad de contar con una estructura institucional que resguarde y promueva la interculturalidad.

El Ministerio de Educación, a través de la Ley General de Educación (20.370), la Ley Indígena (19.253) y el Convenio 169 de la OIT, ha velado por la inclusión, en plenitud, de los pueblos indígenas que habitan territorio chileno, a través de una nueva relación con propuestas reales de participación, que superen toda forma de discriminación, marginación y racismo, intentando compensar con ello la deuda histórica que el Estado y la sociedad chilena mantienen con las culturas originarias.

A raíz de ello, las líneas de trabajo establecidas en educación se orientan hacia una nueva política indígena con enfoque de derechos, en donde el principio de interculturalidad cobra relevancia y busca interiorizarse en la sociedad en general. En este marco, el MINEDUC ha implementado, con la “Puesta en Marcha de La Reforma”, una Política de Interculturalidad para todos y todas que reconoce, además, la pluriculturalidad a lo largo de Chile.

Esto también implica hacerse cargo de la realidad de los estudiantes extranjeros que viven en Chile; niños y niñas migrantes que independiente de su situación migratoria y la de sus familias, tienen el derecho de acceder a la educación, contando con facilidades para que su trayectoria escolar sea exitosa y en igualdad de condiciones. Hoy, el desafío principal en esta materia está en asegurar su adecuada inclusión en el sistema escolar, transitando hacia el desarrollo de capacidades en la comunidad educativa para avanzar en la construcción de propuestas educativas que incorporen cada vez más un enfoque intercultural.

Es por ello que la interculturalidad enriquece el currículum nacional permitiendo la formación de estudiantes integrales que contribuyan al desarrollo de una ciudadanía con competencias y prácticas interculturales, capaces de respetar, reconocer, valorar y dialogar con la diversidad en distintos ámbitos.

Para alcanzar estos objetivos, orientados a la incorporación plena de saberes culturales y lingüísticos de los pueblos originarios, se promueve el desarrollo de prácticas pedagógicas y de gestión institucional intercultural a través de dos ejes de acción:
• Educación Intercultural Bilingüe, con el objetivo que los pueblos originarios revitalicen y fortalezcan su lengua materna, así como otros aspectos culturales al interior de la escuela.
• Interculturalidad para todos y todas, que pretende integrar la interculturalidad en aspectos fundamentales como leyes, proyectos educativos, objetivos, políticas, planes y programas, currículo, formación docente, textos escolares, cultura escolar, intercambio con la comunidad y el contexto sociocultural en el que se encuentra la escuela; y que va dirigido a toda la población, sin distinción de origen.